A Guillaume Apollinaire

No te olvides de las perlas

Las plantas y el tirador de la cisterna

no resisten un cambio de manos

Eso es un hecho, bellamente sencillo

y también

que en las guerras luchan hombres

a los que mueve el amor

Nada confunde al poeta

excepto la letra muerta

y las amapolas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s