2018

Interiormente desfallecida, me enfrento al dragón: a sus fuegos, a sus humos, a su estruendo. Se acerca moviendo la cabezota; ojos saltones, colores estridentes. Un nuevo año se lanza sobre la humanidad con las alas extendidas, días como escamas que se irán cayendo una a una. ¿Se lanza? Bueno, yo debería tener una lanza, ¿dónde está? ¿Por qué tengo las manos vacías? Mira en tu interior, Pequeño Saltamontes, y recuerda que el año nuevo chino no es hasta febrero.

¡Feliz Año Nuevo!

(Los que no estéis preparados, podéis esperar conmigo un par de meses más).

P1080627

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s