No te fíes de Picasso

La semana pasada soñé con Picasso. Yo lo esperaba en la recepción de un hotel y salíamos juntos mientras sacaban sus maletas. Había una hermosa luz mediterránea y grandes arriates de flores. Mi función era despedirlo en nombre de alguien, una entidad, y hablando con él me daba cuenta de que no me caía tan mal como pensaba. Él ofrecía un perfil bajo y hablaba con confianza de cosas intrascendentes. Me dio la mano, que era un poco áspera pero de una calidez agradable, y me quedé pensando en lo difícil que es juzgar a la gente mientras, muy en el fondo, una vocecilla me advertía “No te fíes”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s