Raros días de agosto

Nada bajo el sol

Solo más sol

Solo soledad

Un soleado vacío

Solamente una idea

Solamente el calor

Solo la mente ardiendo

Solo el lamento

Solo y lento

Un lamido ardiente

Y algo líquido

Entre los dientes

 

Cuarenta grados

A la sombra

En el termómetro

En la frente

Entre las piernas

En las plantas de los pies

Solo el sol

Y cuarenta grados

De alucinación

De querencia

De espejismo

De resina

De sirenas varadas

Aulladoras

Oliendo a asfalto

Y a sudor

 

Solsinsombratodofulgor

Que devoras el mundo

En las tardes de agosto

Concédenos la dicha del amor

Más terrenal

Más simple y lúbrico

Algo que recordar

Cuando llegue el invierno.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s