Peligro de extinción

Hay que hacerlo público de una vez: cada día desaparecen más y más calcetines. Y ahora que llega el buen tiempo nos damos más cuenta, porque allí donde antes se arrebujaban en amorosa nidada, solo vemos el duro fondo del cajón y algún que otro ejemplar desparejado y agonizante. ¿Dónde se meten? No, no están en el cesto de la ropa sucia, ni nos los hemos dejado en la bolsa de deportes. Ni siquiera llevamos un par puesto. Simplemente, no están.

Algunos, con un perfecto desconocimiento tanto de mecánica como de diseño, sostienen que se los traga el filtro de la lavadora. No faltan los que culpan al cambio climático, incluso hay quien afirma haberlos visto migrar hacia el norte en penosa formación, arrastrándose en fila india como la procesionaria del pino. Pero ha llegado la hora de afrontar la única y espantosa verdad, el conocimiento de aquello que llevará al ser humano a la extinción: somos el reservorio de calcetines de extraterrestres pedunculados o polípodos (los científicos aún no se han puesto de acuerdo en el término) que llevan años tomando muestras por todo el planeta. Y no pararán hasta convertirlo en una inmensa fábrica de calceta y a nosotros en sus descalzos esclavos.

Estáis avisados. Yo estoy poniendo los míos a buen recaudo y haciendo acopio para cuando lleguen los malos tiempos.

Kang_and_kodos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s