Correcaminos

En la inmensa ciénaga de lo que desconozco, alguna burbuja sulfurosa se transforma, de vez en cuando, en radiante nenúfar. Así, por ejemplo, hoy he descubierto a Anna Ajmátova y, casi de inmediato, otra burbuja se ha abierto a su lado salpicando fango sobre sus pétalos: Looney Tunes. ¿Qué tendrá que ver?, diréis.

Pues veréis. Éste cerebro mío, que cual mosquito sobrevuela la ciénaga de la que hablábamos, posándose aquí y allá y llevándose, siempre que puede, un poquito de la sangre de cualquier animal caliente, curioseaba en la web entre las fotos y poemas de Ajmátova cuando descubrió una palabra que jamás había oído: Acmeísmo.

Acmeísmo es la corriente literaria que surgió en Rusia en los años diez del pasado siglo, en la cual suele inscribirse a la propia Ajmátova. La palabra proviene del griego άκμη, acmé, que significa apogeo o cumbre. Lo mejorcito, vaya. “¿De qué me suena?”, zumbaba el mosquito en mi cabeza, cuando de repente… ¡Mic, Mic!

Mi viejo amigo el coyote llega con un petardo marca Acme, y ya sabemos cómo va a terminar la cosa. En este punto me pregunto quiénes serían en realidad los guionistas de Warner Bros ¿Licenciados en letras clásicas? ¿Expertos en literatura rusa camuflando sus filias en plena guerra fría? ¿Espías durmientes haciendo contrapropaganda para disimular? ¡Qué sé yo! Yo solo soy un mosquito.

Eso es todo, amigos.

CJLAR

¿Hace falta que diga de dónde procede esta imagen?

Un comentario en “Correcaminos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s