Lo malo en arte

Los artistas tenemos tendencia a exponer nuestra propia problemática sea cual sea el auditorio, lo cual resulta muchas veces cansino hasta para nosotros mismos. Cuántas veces he estado en reuniones con gente de diversas e interesantes profesiones y los artistas del grupo venga a monopolizar la conversación con lo nuestro. Ahí se ve a los amigos, en serio, los que lo siguen siendo a pesar de todo. Ahora que ya soy mayor, me corto un poco más, aparte de que muchas cosas me importan cada vez menos. Y una de las que menos me importan son las diatribas sobre si el arte que se vende es bueno o malo. No es una postura intelectual, es puro hartazgo. Sospecho que el mal arte siempre se ha vendido mejor que el bueno (hasta los mejores museos abundan en muestras de ello) y no seré yo quien señale con el dedo a éste o aquel. Bien por ellos, que se ganan el pan y hasta el Ferrari. Yo lo que quisiera es que hubiera más diversidad de mercados del arte, mejor gestionados y mejor publicitados, y que proyectasen una imagen adecuada dejando de lado el plañiderismo imperante.

Y lo malo en arte, prefiero ignorarlo a discutir sobre ello. Mi desdén es infinito en esta mañana de sábado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s