Berger

John Berger también se ha ido. Cuando murió Cohen, cruzaba yo los dedos para que JB durara un poco más, con poca esperanza porque era un señor muy mayor. Igual que Cohen en el estudio, Berger me acompañó muchos veranos, allá en tiempos, cuando mis hijos eran pequeños, como en un ritual: a Cantabria con un libro de Berger en la maleta. Los niños crecieron, ya no voy al norte, me quedan libros de Berger por leer y…

img012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s