Juegos de cama

Juegos de cama, la dulzura de las sábanas: frescas en verano, tibias en invierno -nunca al contrario, por favor-, secas, suaves, limpias, perfumadas…  Vida de lujo, de hotel de cinco estrellas: sábanas como nuevas cada día, cada noche dispuestas para el descanso por camareras expertas en el plegado del embozo, su peculiar papiroflexia. Sábanas de las abuelas, de recio algodón secado al sol sobre matas de romero que aún huelen al calor de la plancha… Fundas nórdicas que cobijan edredones como nubes del sueño, naves del sueño las camas, parque infantil, recreo: exploradora en mi tienda de campaña, sirena con las piernas metidas en la funda de la almohada, saltos, saltos y más saltos, cada vez más alto, y la blanda guerra de los cojines, muy anterior a esas otras guerras del amor y del deseo, presencia de leones en la sabana.

Pero eso son ya juegos de alcoba.

sabanas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s