Amigos

La genealogía de las amistades es ciertamente curiosa; el motivo por el que desarrollamos afinidades con unas personas más que con otras, una incógnita. Pero tengo bastante claro que a los amigos los encuentras con el corazón, no con la cabeza: no se trata solo de compartir ideas, experiencias o proyectos; no son solo buenas cenas y sobremesas infinitamente prolongadas con una copa de vino en la mano, ni largas tardes de té en la mesa de la cocina, ni el recuerdo de las risas de la juventud. En las relaciones con los amigos hay siempre una bondad que parte del corazón y no se empaña con las críticas, ni con las equivocaciones, ni en los malos momentos. No importan las distancias, ni las diferencias de edad, ni las ideologías: con los amigos te sientes siempre como si fuerais cachorros de la misma camada. No hay distancia emocional que valga: un amigo siempre ocupa un lugar en tu interior que es su propio territorio conquistado, aquel al que siempre puede volver. Si quieres saber si alguien es tu amigo, solo tienes que preguntárselo a tu corazón: él lo sabe.

Para Ika, en este cumpleaños especial que celebraremos juntas en algún momento de nuestras vidas.

ika

Retrato de Ika, 1988

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s