Una vez encontré un trébol

Una vez encontré un trébol de cuatro hojas en el césped de una piscina.

También encontré otro, conservado en aironfix, en una acera.

Encontré un anillo de oro con las iniciales de la yaya en el terraplén seco de un pantano.

Y en una ocasión, encontré una perla en una lata de almejas.

Se me da bien encontrar fósiles de erizo.

Y restos de cerámica antigua.

¡Encontré al hombre perfecto!

Soy buena encontrando.

Por eso no entiendo

por qué no puedo encontrar las gafas.

2 comentarios en “Una vez encontré un trébol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s