Vivian Mayer

Vivian Mayer, que empujaba calculadamente a las señoronas neoyorquinas en plena calle para captar sus gestos de airado despecho, tuvo en una ocasión la oportunidad de fotografiar al mismísimo Kirk Douglas, y cuando el actor directamente lanzó hacia ella su mirada azul, le tembló el pulso, no pudo responder con un disparo certero de su cámara a aquella atención no solicitada.

ContactoVivianMayer

Vivian Mayer (aunque aquí no se aprecia, es el segundo contacto de la segunda columna, el único momento en el que el actor la mira directamente a ella)