El autobús me lleva por un barrio bueno

El autobús me lleva por un barrio bueno. Cuidada vegetación rebosa los jardines entre árboles altos como casas.Veo cedros, palmeras, pinos, magnolios, cipreses, nísperos cargados de frutos maduros que nadie recoge, enredaderas, trepadoras, vallas de arbustos en flor, juncos, adelfas, rosas afrancesadas o no, las flores habituales de jardín y otros mil tipos de plantas ornamentales de nombre desconocido en plena exuberancia. Ramas que se estiran gozosas, saludan graciosamente o lloran sobre las aceras. Farsantes: ninguna planta llora en primavera.

Ante este despliegue me doy cuenta de que mi terraza, la joya de mi corona, no es más que una modesta miniatura de la diversidad, y yo la reina de las macetas.

Me voy a regar.

Maceta