Como soy un poco luterana…

Como soy un poco luterana y un poco zen, tiendo hacia la sobriedad y la disolución. Pero el lado oscuro me arrastra -sin mucha resistencia por mi parte- hacia la acumulación y la extravagancia (le echaré la culpa al catolicismo barroco) como en un divertido descenso a los infiernos. No creo que nunca pueda conciliar estos extremos y me canso de hacer de moderadora. Me imagino un hogar y un estudio gemelos y paralelos -dos hogares y dos estudios, en realidad-, comunicados entre sí: en cada uno de ellos me entregaría al estado anímico-espiritual de cada momento como en una relación adúltera, permanentemente infiel a mí misma. El jardín, eso sí, siempre salvaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s