No estoy hecha para la filosofía

No estoy hecha para la filosofía, para la estética… no ato cabos. Quizás porque leo en el metro mi lectura se acompasa casi sin notarlo yo con los tramos de luz y oscuridad y comprendo y no comprendo alternativamente. Aun así, lo sigo intentando porque me divierte esta persecución del fogonazo, del párrafo que se convierte en fuegos artificiales que, oh tragedia,  se extinguen al llegar a la siguiente estación. Me da que esta afición mía por leer ensayo en movimiento tiene que ver con el deseo de novelar: con el libro en la mano voy moviendo el pensamiento de aquí para allá y es así como se produce la acción. Porque el ensayo –reconozcámoslo- tiene muy poca acción y toda se desarrolla en el mismo plano, el plano de las ideas. O, en mi caso, el plano del metro.

Dedicado, con cariño, a Isidro Blasco.

larger-670x446

Isidro Blasco, “Above an below the L train”, 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s