Los peligros de echar la vista atrás

Los peligros de echar la vista atrás un sábado por la  mañana:

Frustrada, desmadejada, desolada, cansada.

Enfadada, agobiada, engañada, ignorada.

Explotada, abusada, renegada, expulsada.

Alterada

Arrasada

Sobrepasada

“Malpagada”

¿Herida?

¡Fuera de aquí! Este es un cuento de “adas”

Advertencia: nunca os quedéis mirando fijamente la miel del desayuno