A punto de quedarme dormida

A punto de quedarme dormida, aparece un hombre sin cabeza. Es como un dibujo infantil, enorme, con los brazos largos, pantalón y camisa amarillos con rectángulos azules que en los pliegues se vuelven rombos. Avanza a grandes zancadas de derecha a izquierda. Después llega la cabeza, pero se ve mal, es de cristal. Solo distingo claramente su mirada ceñuda, fija en mí. Me mira de frente esa cara que se desplaza con lentitud a todo lo largo de mi campo visual. Pero es de noche y tengo los ojos cerrados ¿cuál es mi campo visual?

Extraña sensación la de sentirse observada por un sueño.

img335

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s