Camino del estudio

Camino del estudio, a un lado de General Ricardos, hay un campo de fútbol con tres palmeras. Casi enfrente, la fachada ruinosa de la fundación Goicoechea. Juntas, palmeras y fachada, se dan un aire indiano, como de postal partida en dos. Desde lo alto de la calle de la Oca, la planta superior del Burger King ofrece un panorama neoyorquino de barrio proletario. Llegando al portal saco la llave y del taller de motos llegan voces cubanas y olor a gasolina. Al cruzar el patio huele a ropa tendida y suena… un chotis. No hay nadie en el estudio, quizás me he equivocado de lugar o de época. Quiero quedarme, pero hoy sólo he venido a recoger unas cosas. Salgo cargada, como quien se va de viaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s